comarcas y pueblos de arag&oacuten

Teruel  (Comarca de Comunidad de Teruel)

Pza. Catedral, 1 - 44071. - Teruel (Teruel)




Información de Teruel

De remotos or√≠genes, ocultos en la sombra de la prehistoria, de los que quedan pruebas de pinturas rupestres, piedra y cer√°mica, Teruel fue posteriormente v√≠a romana. En el siglo XII (1171), estando la ciudad en poder de los musulmanes, fue reconquistada por Alfonso II de Arag√≥n, quien traslad√≥ la poblaci√≥n desde su primitivo emplazamiento ‚ÄďLa Villavieja- hasta el que hoy ocupa. Cinco a√Īos despu√©s se le concedi√≥ su famoso Fuero, uno de los m√°s destacados de la Edad Media, por amplio y liberal√≠simo, que permiti√≥ a la poblaci√≥n musulmana convivir pac√≠ficamente con los cristianos y desarrollar sus facultades creadoras en el naciente estilo mud√©jar. Durante varios siglos, Teruel fue cabeza de una extensa comunidad, construida por m√°s de 70 aldeas. El per√≠odo m√°s brillante de su historia corresponde a los siglos XIII y XIV. √Čpoca √°urea cuando surgen sus mod√©licas torres, las m√°s bellas construcciones del arte mud√©jar. Es en ese mismo entorno medieval cuando debe situarse la bella historia amorosa de Los Amantes, por la que Teruel ha cobrado merecido renombre.

Esta ciudad es, en efecto, famosa por la historia de los Amantes de Teruel. Los sucesos tuvieron lugar en el siglo XIII. Fue la trágica historia de amor de Diego de Marcilla e Isabel de Segura, que inspiró dentro y fuera de sus fronteras, obras literarias y plásticas de gran calidad. En la iglesia de San Pedro, se encuentra la Capilla de los Santos Médicos, donde fueron enterrados los cuerpos de los Amantes, exhumados después de 1555. Hoy les guarda un bellísimo mausoleo, erigido en una capilla adosada a la misma iglesia.

LA LEYENDA. Seg√ļn arraigada tradici√≥n, en los primeros a√Īos del siglo XIII conviven en Teruel dos j√≥venes: Diego de Marcilla e Isabel de Segura, cuya temprana amistad se convirti√≥ en amor. Al solicitar la mano de la muchacha, Diego es rechazado por carecer de fortuna. Consigue un plazo de cinco a√Īos para enriquecerse, pero regresa a Teruel el mismo d√≠a en que dicho plazo expira. Isabel ha contra√≠do nupcias con el hermano del poderoso se√Īor de Albarrac√≠n. Diego logra entrar en la c√°mara nupcial y pide a Isabel un beso, que ella le niega. El joven muere de pesar. Al d√≠a siguiente se celebran los funerales en la iglesia de San Pedro. Se acerca al f√©retro una mujer enlutada que se arroja sobre el cad√°ver de Diego muriendo seguidamente, es Isabel, que ha dado a su amado muerto el beso que le neg√≥ en vida.

EL MUD√ČJAR TUROLENSE. Los moriscos turolenses destacaron siempre en el arte de la cer√°mica y en el de la construcci√≥n, haciendo de Teruel el foco del mudejarismo m√°s bello de toda la regi√≥n. Con el transcurrir de los siglos, Teruel no ha perdido el empaque mud√©jar y el apego a la gracia del bello estilo hispano-musulm√°n, hasta el punto de ser su car√°cter mud√©jar un claro definidor del paisaje urbano.

Ha conservado el trazado de sus calles, estrechas y recoletas, en las que el silencio nocturno pone una extra√Īa y agradable nota de antig√ľedad. A√ļn hoy, es posible distinguir en su casco urbano las siguientes partes, muy bien definidas, el viejo Teruel, situado en lo alto del cerro. El Arrabal, barrio muy t√≠pico, que en otros tiempos estuvo amurallado. El barrio de San Juli√°n, las Cuevas del Siete y el Ensanche, zona moderna de expansi√≥n. La inmensa mayor√≠a de los monumentos de Teruel se encuentran en el casco antiguo. La dilatada convivencia en la ciudad de moros y cristianos explica el sabor t√≠pico de sus calles y el estilo mud√©jar de sus monumentos. Teruel es la ciudad mud√©jar por excelencia, por lo que la UNESCO la declar√≥, en 1986, ‚ÄúPatrimonio de la Humanidad‚ÄĚ.

MONUMENTOS DE CAR√ĀCTER RELIGIOSO. La Catedral, Monumento Nacional. El templo fue denominado antiguamente Santa Mar√≠a de la Mediavilla. Se alude a √©l en el Fuero, en 1342 fue erigida en Colegiata, y en 1587 se elev√≥ a Catedral. Fue centro de la vida de la ciudad, desde su campanario se convocaba el Concejo, el cual se reun√≠a en el p√≥rtico y en el claustro, hoy desaparecido. Posee influencias rom√°nicas. Sus arcos entrecruzados y el uso de elementos cer√°micos en la airosa construcci√≥n de ladrillo, enriquecen esta hermosa obra, cuya Torre, que data de 1257, es la m√°s antigua de la ciudad y una de las primeras obras de estilo mud√©jar. Digno de admirar en su interior son la reja que antecede a la portada y sobre todo su artesonado, de estilo g√≥tico-mud√©jar, situado sobre la nave central. Esta espl√©ndida techumbre aparece adornada con profusi√≥n de pinturas que constituyen un impresionante muestrario de la vida medieval turolense. El retablo del Altar Mayor, es obra del franc√©s Gabril Yoly, fue iniciado en 1526 y est√° dedicado a la Asunci√≥n de Nuestra Se√Īora.

La Iglesia de San Pedro, Monumento Nacional. Anterior al 1196, tiene adosada otra torre-puerta, siendo la menos rica en decoración. El tiempo es de estilo gótico y ladrillo. En una de sus capillas adosadas está ubicado el mausoleo de los Amantes, cuya historia forma parte del nervio afectivo sentimental de Teruel. El mausoleo actual es obra de Juan de Avalos. Las dos estatuas yacentes, de fría serenidad, extienden las manos, que no llegan a juntarse, como símbolo de amor eternamente puro. En el tramo superior de la Escalinata se adosa el retablo de los Amantes, altorrelieve en piedra del escultor Aniceto Marinas.

La Iglesia de San Martín. Su Torre, Monumento Nacional, de estilo mudéjar, de planta cuadrada y con base perforada, aparece exenta, por lo que ofrece una perspectiva incomparable. Fue terminada entre 1315 y 1316 y en ella los artífices medievales transformaron en verdadera filigrana colorista el ladrillo y el azulejo.

La Iglesia del Salvador aparece ya citada como parroquia en 1196. Un incendio la destruy√≥ en el siglo XVII, siendo reconstruida poco despu√©s. Su tambi√©n espl√©ndida Torre, monumento nacional, est√° considerada como la hermana de San Mart√≠n, igual√°ndola en belleza y armon√≠a. Emplazada al fondo de una estrecha calle, abre sobre ella un arco, con b√≥veda de crucer√≠a, que permite pasar bajo ella, constituyendo esta ruta la imagen m√°s caracter√≠stica de Teruel. Estas dos famosas torres gemelas, ejemplares √ļnicos en su estilo, son casi iguales en su estructura y en la riqueza de su ornamento mud√©jar. En esta iglesia del Salvador se conserva el curioso Cristo de las Tres Manos, antigua imagen muy venerada en la ciudad.

OTROS MONUMENTOS RELIGIOSOS DIGNOS DE CONOCER. Iglesia de San Francisco, de estilo g√≥tico, fundada hacia 1220, que impresiona por su severa majestad. Iglesia de la Merced, que ostenta tambi√©n otra muestra del arte del mud√©jar del siglo XVI, su torre es de planta cuadrada. Iglesia de San Miguel, citada como tal en 1196, fue sede de la Cofrad√≠a de los Caballeros de San Jorge, su f√°brica actual es de fines del silgo XVII. La casa del De√°n, construida en el primer tercio del siglo XVI seg√ļn el m√°s puro estilo aragon√©s. Y Palacio Episcopal, cuya construcci√≥n se inici√≥ a fines del siglo XVI, y que posee interesante colecci√≥n pict√≥rica, rico archivo y valiosa biblioteca.

MONUMENTOS CIVILES. La Muralla. En la actualidad se conserva un peque√Īo lienzo, las torres llamadas Bombardera y de Ambeles, los torreones de San Esteban y Abreu. Los Arcos, airoso acueducto construido por Pierres Vedel desde 1537 a 1558. La fuente del torico, en la c√©ntrica plaza de Carlos Castel. El Viaducto, gran escalera de piedra y ladrillo que salva el desnivel existente entre la ciudad y la estaci√≥n de RENFE. Realizada en 1921, en la parte superior se decora con una fuente y un gran bajorrelieve y, finalmente, otros edificios modernistas, como son la casa La Madrile√Īa, casa Ferran, las antiguas escuelas del Arrabal, y la iglesia de Villaespesa. La Casa de la Comunidad, merece un p√°rrafo especial. Se trata de un soberbio edificio de piedra, con fachada de siller√≠a rematada por una arquer√≠a de quince vanos y sobre ella una airosa logia de columnas d√≥ricas formando, en su conjunto, uno de los m√°s bellos y nobles ejemplos del estilo renacentista aragon√©s y, sin duda, el mejor de la ciudad de Teruel. Antiguo palacio de la sede de la Comunidad de Teruel, fue construido en la segunda mitad del siglo XVI. En 1974 fue declarado Monumento Hist√≥rico Art√≠stico de car√°cter nacional. Actualmente es sede del Museo Provincial de Teruel. Este museo est√° destinado, b√°sicamente, a albergar colecciones de etnograf√≠a y prehistoria.

EL MUSEO ARQUEOL√ďGICO. Fue creado en 1956 por la Diputaci√≥n Provincial, instal√°ndose en la Casa de la Cultura, edificio moderno, de estilo aragon√©s, que alberga, adem√°s, la biblioteca y el Archivo Hist√≥rico Provincial. Posee riqu√≠simas colecciones Arqueol√≥gicas y de cer√°mica turolense.

OTROS DATOS DE INTER√ČS TUR√ćSTICO. Teruel sirve para desplazarse con comodidad hacia las tres carreteras nacionales que han de llevar a recorrer la comarca. La N-234, direcci√≥n norte, permite acceder a las tierras del Alto Jiloca y el cercano pantano del Arquillo de San Blas, muy querido por los turolenses y todos aquellos amantes de la naturaleza. Se pueden practicar aqu√≠ tanto el remo como la vela. Hacia el sur, la N-330 permite visitar los restos, hoy casi olvidados, de los castillos de Villastar y Villel, con su Santuario de la Fuen¬≠santa y la interesante villa de Libros. Finalmente, des¬≠de la capital, la N-420 asciende aguas arriba el cauce del Alfambra.

ARTESAN√ćA. La cer√°mica turolense, en los t√≠picos tonos vede, azul y morado, tiene su m√°ximo valor tur√≠stico. Pero destacan tambi√©n la vieja artesan√≠a del esparto y el c√°√Īamo o la taracea y la talla en hueso del mismo Teruel. Cabe mencionar igualmente, la forja. A destacar finalmente, la teruelita. Es un mineral esp√°tico de color negro intenso y se presenta, generalmente, cristalizado en romboides alargados con sus √°ngulos v√©rtices truncados. El Ayuntamiento, en honor a la bella historia de los Amantes de Teruel, la ha denominado Piedra del Amor y es bajo ese nombre como adquieren los visitantes este atrayente mineral turolense.

GASTRONOM√ćA. Los jamones son afamados y poseen Denominaci√≥n de Origen. La especial climatolog√≠a contribuye a dar a este producto renombre universal. Son platos t√≠picos: sopas de ajo, migas, ternasco asado, conejo en escabeche, conserva de cerdo, truchas y cangrejos. Y entre los dulces: almohabanas, tortas fritas y guirlachicos.

Municipios de Comunidad de Teruel