comarcas y pueblos de arag&oacuten

Campo De Cariñena

Avenida Goya, 2350400. - Cariñena (Zaragoza)




Información de la Comarca de Campo De Cariñena

La Comarca Campo de Cariñena está formada por catorce municipios unidos en su mayoría por un nexo común: el vino. La vid se ha cultivado en esta comarca desde el siglo III antes de Jesucristo y sus caldos han gozado de gran fama a lo largo de la historia. La capital comarcal, Cariñena, es una ciudad situada en terreno llano y rodeada por las ondulaciones de la depresión del Ebro, los primeros montes del Sistema Ibérico y la sierra de Algairén. Inevitablemente, su seña de identidad es el vino: en la Casa de la Viña y del Vino se encuentra la Denominación de Origen y también el Museo del Vino, que ocupa la nave central de una antigua bodega. Se trata de un museo didáctico, en el que se sigue todo el proceso de elaboración de los caldos y se pueden contemplar los aperos destinados a esta producción. En septiembre, Cariñena celebra la fiesta del vino. Es muy significativo que, durante la fiesta, por la fuente de la Mora, en la plaza España, no mana agua, sino vino. Una torre de esta localidad llama mucho la atención, es la de la iglesia de la Asunción, con aspecto de fortaleza, y que forma parte del templo de estilo barroco. Longares también destaca por su torre que, sólo en apariencia, recuerda a los alminares musulmanes.

El vino y la cerámica de Muel son dos grandes atractivos de esta comarca

El río Huerva cierra la comarca por el este. Este cauce desarrolla su tramo medio en esta comarca. Por esta zona se emplazan localidades como Tosos, Mezalocha, Vistabella y Muel. El primero resulta muy atractivo por su paisaje, frondoso y abundante en almendros. Mezalocha es conocida por el embalse que se construyó entre finales del siglo XIX y principios del XX, en una zona muy tranquila y con paseos agradables. Muel alberga un destacado patrimonio monumental y artístico, huella de los diversos pueblos y culturas que a lo largo de la historia se asentaron en este emplazamiento. Ya los romanos consideraron la bondad de esta tierra y las posibilidades de regadío que ofrecía el río Huerva y dejaron como testigo el dique romano que hoy se puede contemplar en el parque municipal. Muel conserva su estructura urbana medieval de raigambre mudejar, con sinuosos y estrechos callejones, embellecido por algunas casas palacio adornadas con las típicas galerías de ladrillo y en las que se pueden contemplar ejemplos del arte cerámico que tanta fama ha dado a la localidad. En ella, hay monumentos importantes, como la ermita de la Virgen de la Fuente, en la que encontramos la huella del genio inmortal de Goya en las pechinas de su cúpula o el castillo de los Marqueses de Camarasa. En el casco urbano destaca la iglesia de San Cristóbal con su magnífico altar barroco. Otro de los mayores municipios es Alfamén, que se encuentra en una llanura repleta de árboles frutales y viñas, junto al arroyo de Valdemorao y muy cerca del Santuario de Nuestra Señora de Lagunas. Son afamadas sus fiestas patronales y de carnaval. Desde El Cabezo de Altomira, se obtiene una amplia panorámica de la depresión de Cariñen y las Sierras de Algairén y Vicor. En él existen además restos prehistóricos.

LA SIERRA DE ALGAIRÉN

Rodeados de vides y de almendros se sitúan los pueblos de esta zona de la comarca. Cosuenda es una población rodeada de laderas suaves y suelos rojizos. Tiene una gran iglesia, una vieja torre defensiva y los restos de un antiguo castillo, testigo del pasado medieval de este municipio. Destacan las antiguas bodegas excavadas en roca de apreciable valor histórico, situadas en la parte alta del pueblo. En la ladera se alza también Encinacorba, entre extensos viñedos y con una vistosa iglesia. Entre Encinacorba y Paniza pasa la carretera que conduce desde la capital aragonesa hasta Teruel y comienza a ascender hacia el puerto de montaña. Aguarón es otro de los municipios de esta zona que también mantiene una gran sintonía entre patrimonio artístico y patrimonio natural.

LA CERÁMICA DE MUEL 

Muel fue centro alfarero de primera magnitud y continúa siéndolo, si bien su producción ha sufrido muchos avatares: con la expulsión de los judíos, se vio mermada, para volver a recuperarse y posteriormente extinguirse a principios del siglo XX. De estos hornos salían piezas de una extraordinaria variedad y siempre con los tonos azules, verdes y el reflejo dorado, rasgos que la diferencian enormemente de la de otras zonas de Aragón. Además de los seis talleres alfareros, está la Escuela Taller de Cerámica de Muel de la Diputación Provincial de Zaragoza, cuyo edificio actual data de 1975, que alberga distintas dependencias, además de una sala de exposiciones.



Te Recomendamos...

  • Banner de Campo De Cariñena
  • Banner de Campo De Cariñena
  • Municipios de Campo De Cariñena