comarcas y pueblos de arag&oacuten

Yebra de Basa  (Comarca de Alto G√°llego)

Iglesia, s/n - 22610. - Yebra de Basa (Huesca)




Información de Yebra de Basa

Cabecera del Valle de Basa, en pleno coraz√≥n del mismo y en la margen derecha del r√≠o que da nombre a la val, cuenta con buenas muestras de arquitectura popular coronadas por emergentes chimeneas troncoc√≥nicas y sus espantabrujas. 
Habitantes: 102. 
Altitud: 884 m. 
Superficie: 90,0 Km2

El municipio de Yebra de Basa agrupa las siguientes poblaciones: Fanlillo, Or√ļs, San Juli√°n de Basa y Sob√°s. El municipio tambi√©n cuenta con algunos n√ļcleos deshabitados: Cillas, con destacadas muestras de arquitectura popular; Cortillas, con interesantes construcciones tradicionales, iglesia del XVII y, destaca la fuente que fue trasladada a Sabi√Ī√°nigo; Esp√≠n, con bella arquitectura tradicional; y Sasa de Sobrepuerto, con arruinada iglesia rom√°nica del XII remodelada en siglos posteriores, casa-fuerte del XVI y destacada arquitectura tradicional.

PATRIMONIO CULTURAL:
Iglesia parroquial de San Lorenzo del siglo XVI, de estilo g√≥tico, donde existen interesantes tablas renacentistas y el relicario de Santa Orosia, un busto de plata repujada del siglo XV. 
Interesante romería de Santa Orosia, celebrada cada 25 de junio, en la que salen los conocidos danzantes con su vistosa indumentaria, momento asimismo para apreciar las mudanzas del dance y escuchar los sones entresacados al chicotén o salterio y al chiflo o flauta. Romería que atraviesa auténticas maravillas naturales, salpicadas por enormes cascadas o por santuarios rupestres en cuya parte final totalmente llana se encuentra la ermita a los pies del monte Oturia, a la que acudían de todos los pueblos de la zona.

De especial belleza es el paseo por la ruta de los santuarios rupestres, rumbo a la ermita de Santa Orosia
Or√ļs, a 6 km, con la iglesia parroquial San Juan de estilo rom√°nico jaqu√©s del siglo XII, un Monumento Hist√≥rico Art√≠stico.


HISTORIA:
Los historiadores del mundo antiguo suelen relacionar el top√≥nimo de Yebra con las tribus celtas de los eburones que se asentaron por estas tierras durante el primer milenio antes de Cristo. 
Ricardo Mur se ha encargado de estudiar las diversas huellas de posible origen celta contenidas en la tradici√≥n orosiana tan vinculada al pueblo de Yebra. Entre esas huellas destaca el culto a la cabeza humana, a las fuentes, monta√Īas y piedras. Dentro de la escasez de noticias referidas a los primeros siglos de nuestra era, sabemos por Domingo Buesa que en la √©poca visigoda, siglos VI y VII, el eremitismo inundaba todo el territorio altoaragon√©s y encontraba sus m√°s notables espacios en la zona monta√Īosa (Yebra de Basa, Nocito, San Juan de la Pe√Īa, etc.) . Dos siglos despu√©s de la conquista √°rabe, el mismo autor nos recuerda c√≥mo la comarca moz√°rabe del Serrablo hab√≠a sido reconquistada por los musulmanes ‚Äďalrededor del a√Īo 968- a ra√≠z de la conquista del castillo de Yebra de Basa. 

La Cueva de Yebra es cita obligada al hacer recuento de los refugios donde se oculta el Santo Grial ante el peligro de la invasi√≥n isl√°mica. Ser√≠a en torno al a√Īo 715 cuando el obispo Acisclo de Huesca lo trasladar√≠a a la caverna del monte de Yebra, iniciando aqu√≠ su periplo por diferentes lugares sagrados del Pirineo oscense. La primera menci√≥n conocida en la que se le aplica a Yebra el t√≠tulo de Villa ser√≠a en un acto de concordia entre los vecinos de Cortillas, Cillas y Yebra sobre disputas por los pastos de sus ganados, en el a√Īo 1344. Sabemos que tal distinci√≥n era otorgada por el poder real a los lugares que se constitu√≠an en centros administrativos de un valle y zonas contiguas. 

El incremento demogr√°fico obligar√°, entre otras cosas, a la ampliaci√≥n de su templo parroquial que muy probablemente ser√≠a una construcci√≥n rom√°nica. En la visita pastoral de 1499 la antigua iglesia de Yebra contaba con dos altares: el mayor dedicado a San Mart√≠n, y el de San Lorenzo. Sobre el templo actual, levantado en la primera mitad del siglo XVI y representativo del Renacimiento aragon√©s, escribe Jos√© Grac√©s Romeo en su ‚ÄúGu√≠a de Serrablo‚ÄĚ que, sin duda es la iglesia de San Lorenzo de Yebra la construcci√≥n religiosa m√°s sobresaliente de la comarca. En √©l destacan, sobre todo, los ocho cuadros del retablo mayor, obra del pintor Esteban Sol√≥rzano, disc√≠pulo de Dami√°n Forment, as√≠ como el busto de plata repujada y policromada de la segunda mitad del siglo XV donde se conserva la reliquia del cr√°neo de Santa Orosia. 
A partir de 1577 disponemos de una jugosa fuente de datos sobre la vida cotidiana del pueblo, gracias a la minuciosa informaci√≥n que d√≠a a d√≠a fueron anotando sus laboriosos Retores, Curas y P√°rrocos de una copiosa documentaci√≥n parroquial. La imagen que all√≠ se nos presenta es la de una Villa en floreciente desarrollo capaz de dar respuesta a la mayor√≠a de las necesidades de su poblaci√≥n y lugares de su entorno. Hoy nos deja sorprendidos comprobar la rica oferta de servicios con que cuenta a lo largo de los siglos XVII y XVIII. Por entonces ejercen en Yebra su actividad los siguientes profesionales: notario, m√©dico, boticario, maestro de primeras letras, veterinario, cirujano, soldados, organista, capell√°n y ermita√Īo de Santa Orosia, etc. El estamento clerical est√° altamente representado, contando en algunos momentos hasta con siete y ocho cl√©rigos, distinguidos con el t√≠tulo de mossen.

Pero ning√ļn acontecimiento ha marcado tan decisivamente la historia de la villa y la vida de sus habitantes como el hecho de desde hace diez siglos guardianes de la Reliquia de Santa Orosia. Un honor compartido con la catedral de Jaca. El Puerto de Yebra, lugar donde la joven Orosia o Eurosia padeci√≥ el martirio en el siglo IX, se convierte cada 25 de junio en escenario de una de las romer√≠as m√°s emblem√°ticas del Alto Arag√≥n. El auge adquirido por el culto a Santa Orosia durante los siglos XVII u XVIII convirti√≥ a Yebra en un importante centro de peregrinaci√≥n, adonde anualmente acud√≠an varios colectivos de romeros y devotos que por lo general sub√≠an en procesi√≥n a la Cueva e incluso pernoctaban en ella en actitud de vigilia. Situaciones dram√°ticas como la epidemia de peste bub√≥nica en la sanmigalada del 1652 que en menos de tres meses provoc√≥ en Yebra 32 v√≠ctimas mortales, la plaga de langosta en 1687 que arrasa las cosechas o las frecuentes sequ√≠as, explican el desamparo de aquellas gentes acosadas que s√≥lo les quedaba el recurso de implorar la protecci√≥n del cielo. 

Un hecho llama la atenci√≥n al analizar la procedencia de una parte de los antiguos habitantes del pueblo, tras el nombre de muchos de ellos suele figurar el calificativo de franc√©s o gasc√≥n, del Reyno de Francia, de la Valle de Osau, del Principado de Biarne ... Esta emigraci√≥n francesa, que seg√ļn los historiadores fue un fen√≥meno generalizado por todo el Alto Arag√≥n, adquiere en Yebra especial intensidad durante la segunda mitad del siglo XVII. Algunas de las actuales familias del pueblo tienen su origen en este flujo de gentes que vienen del otro lado del Pirineo. Este dato revela el car√°cter abierto de unos habitantes que integran con facilidad en su comunidad a un buen n√ļmero de extranjeros que desarrollan su actividad en profesiones como pastores, zapateros, criados, cirujanos, piqueros, escultor, boticario o cedacero. Consideramos de justicia mencionar el nombre de don Jenaro Casa Ses√©, uno de los hijos m√°s ilustres con que cuenta la Villa. Nacido en Yebra el 18 de septiembre de 1820, hijo del entonces boticario, ser√≠a luego maestro destacado del futuro Premio N√≥bel don Santiago Ram√≥n y Cajal. √Čste habla de don Jenaro con estas palabras: Todos lo vener√°bamos y quer√≠amos, porque su celo por la ense√Īanza era tan grande como su talento y su bondad. Don Jenaro Casa, que ocup√≥ la C√°tedra de Cl√≠nica M√©dica en la Facultad de Medicina de Zaragoza fue quien como Decano, le proporcion√≥ a don Santiago Ram√≥n y Cajal en 1875 su primer trabajo en dicha Facultad. 



FIESTAS:
  • Yebra de Basa celebra sus fiestas mayores en honor a San Lorenzo (10 de agosto). Los actos festivos se componen de bailes, juegos infantiles, campeonato de gui√Īote, concurso de disfraces, etc. Anta√Īo las fiestas se esperaban con ansiedad, y se disfrutaban con gran intensidad durante tres d√≠as. 
  • Las fiestas peque√Īas se celebran en honor a Santa Orosia (25 de junio) con actos similares a los de San Lorenzo aunque en la actulidad son m√°s animadas. Nueve d√≠as antes se reza la Novena, y la v√≠spera se cantan los Gozos.
  • 10 de Agosto, San Lorenzo
  • 13 de septiembre, San Juli√°n en San Juli√°n de Basa
  • 24 de agosto, San Bartolom√© en Or√ļs
  • 15 de agosto, la Virgen en Sob√°s
  • 29 de noviembre, San Saturnino en Fanlillo


Te Recomendamos...

Banner de Yebra de Basa

Municipios de Alto G√°llego